R E V I S T A
J O U R N A L
R E V I S T A
i
t
i l
l,
l
Gobierno y Gestión Pública
ISSN: 2414-4991
Vol. 08, Núm. 1 (2021)
Instituto de Gobierno y de Gestión Pública
Protocolo de Comercialización y los mineros de Pataz, una experiencia de
formalización
Marketing Protocol and the Pataz miners, a formalization experience
Recibido: 11 de noviembre. de 2020
Aprobado: 30 de marzo de 2021
RESUMEN:
La minería artesanal es una actividad que tiene alto impacto económico en las
AUTOR 1:
regiones del país. Ofrece una calidad de vida para los trabajadores, cuando se
Trelles Cruz Martin
gestiona con instrumentos legales, formales y sostenibles. En cambio, adquiere una
Eduardo
dimensión de economía de subsistencia, cuando emplea procesos y prácticas
Magíster, Facultad de
contaminantes. Al colisionar con el orden formal es proclive al desencuentro entre
Negocios, Universidad
Peruana de Ciencias
sus actores sociales, representados por la tríada: Estado, Empresa y mineros. El
Aplicadas - UPC.
presente trabajo aborda el conflicto entre Compañía Minera Poderosa y los mineros
Divergia SAC. Lima,
de Pataz en la región de la Libertad, luego de los hechos ocurridos en 2013. El
Perú.
objetivo de la investigación es determinar si el Protocolo de Comercialización y los
ORCID:
beneficios de la formalización fueron el instrumento con el que se logró la solución
https://orcid.org/0000-
del conflicto. El método empleado es cualitativo y cuantitativo. Al ser un estudio de
0002-9610-3607
caso ex post facto, reconstruimos los hechos con diversas fuentes: comunicaciones
Correo:mtrelles@upc.ed
personales y entrevistas con los principales actores sociales. Se realizó una
u.pe
encuesta aplicada a 70 mineros formalizados en la zona de concesión. La finalidad
fue medir sus percepciones sobre la formalización y el protocolo de
AUTOR 2:
comercialización.
Muñoz Muñoz, Delia
Palabras clave: Minería, comercialización, negociación, Conflicto social.
Magíster, American
University, Estados
Unidos, Instituto de
ABSTRACT:
Gobierno y Gestión
Pública USMP, Lima,
Artisanal mining is an activity that has a high economic impact on the regions of the
Perú.
country. It offers a quality of life for workers, when managed with legal, formal and
ORCID:
sustainable instruments. Instead, it acquires a subsistence economy dimension,
https://orcid.org/0000-
0002-4716-3216
when it employs polluting processes and practices. When colliding with the formal
order, it is prone to disagreement between its social actors, represented by the triad:
Correo:
dmunozm@usmp.pe
State, Company and miners. This paper addresses the conflict between Compañía
Minera Poderosa and the Pataz miners in the La Libertad region, after the events
that occurred in 2013. The objective of the investigation is to determine whether the
Marketing Protocol and the benefits of the formalization were the instrument with
which the conflict solution was achieved. The method used is qualitative and
quantitative. Being an ex post facto case study, we reconstruct the facts with various
sources: personal communications and interviews with the main social actors. A
survey was applied to 70 formalized miners in the concession area. The purpose
was to measure their perceptions about the formalization and the marketing
Protocol.
Keywords: Minning, commercialization, negotiation, social conflict
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
76
Autor (S) Trelles Cruz Martin Eduardo. ORCID 0000-0002-9610-3607
Delia Muñoz Muñoz. ORCID 0000-0002-4716-3216
1.- INTRODUCCIÓN
El aporte de la minería está vinculado directamente con el desarrollo de la economía
y el desarrollo sostenible. (Cortez, E, Ku, E, Hidalgo, I, Figueroa, A, 2017). La crisis
sanitaria producto del COVID 19 ha tenido un fuerte impacto social y económico en la
actividad minera. Su incidencia es notoria en la Población Económicamente Activa
(PEA) de la Minería Artesanal y de Pequeña Escala (MAPE). Los principales efectos de
esta crisis se encuentran en la afectación en la cadena de pagos, la ausencia de
compradores formales, la especulación del precio del oro, el riesgo de salud, el
desabastecimiento de insumos y el endeudamiento. (PlanetGold Perú, 2020). La zona
minera de La Libertad cuenta con 69,398 mineros, los cuales conforman la PEA MAPE,
representando el
7% de participación.
(PlanetGold Perú,
2020). Los casos de
trabajadores infectados por COVID han sido notorios en La Libertad, de los cuales 384
casos están registrados en Minera Horizonte y 84 en Minera Retamas. (OCMAL, 2020).
El contexto de pandemia impacta en este sector, la cual constituye una de las fuentes
económicas más importantes para las comunidades y regiones del Perú. Es una
actividad que, por la forma precaria e informal de explotación y comercialización de los
recursos, se encuentra en un nivel de economía de subsistencia. Sin embargo, cuando
utiliza los procesos formales, legales y emplea protocolos claros de comercialización,
pasa a ser una fuente sostenible de ingresos, que influyen en el bienestar de los mineros
y sus familias. A pesar de su expansión y explotación ancestral, la minería artesanal
todavía no ha logrado su plena formalización. Algunos factores tienen que ver con la
gestión y la forma cómo se articula con el desarrollo sostenible. No se adecúa a los
estándares de cuidado y conservación con el medio ambiente. No evidencia un respeto
a los derechos laborales (Pachas, 2019). Desde una perspectiva financiera, la minería
informal no bancariza ni tributa ante las instituciones del estado. Por consiguiente, opera
al margen del enfoque de los organismos internacionales, cuyos protocolos, principios
y pronunciamientos buscan resolver los problemas ambientales, trabajo infantil,
contaminación por mercurio, relaves, entre otros. (Pacheco, 2019).
Al estar ausente de la formalidad, la minería artesanal se ha escindido en tres grupos.
Los mineros formales que alinean sus procesos de explotación con los estándares
propuestos desde el Estado y vigentes en la actividad y que, en tal sentido, firman el
contrato de explotación, bancarizan, pagan sus impuestos y mantienen un respeto por
las buenas prácticas de explotación minera (Pacheco, 2019). En segundo lugar, se
encuentran los mineros informales que no han regularizado sus procesos de gestión
responsable, pero que reconocen los beneficios que otorga la formalidad. Tales atributos
que perciben son el orden, la salud ocupacional en la actividad y los ingresos que
impactan en sus familias. Finalmente se encuentran lo mineros ilegales, situados al
margen del marco legal de la minería, quienes no buscan lograr acuerdos, porque los
ingresos que obtienen se encuentran libre de impuestos (Torres, 2015). Estos grupos
incurren en malas prácticas de gestión minera. Provocando el desencuentro entre los
mineros artesanales, los dueños de la concesión minera y el Estado. Este trinomio de
actores: Empresas mineras, mineros artesanales y Estado no han logrado consensuar
plenamente, dejando graves efectos en la actividad minera artesanal. (Cuadro, 2013).
Problema de investigación. ¿En qué medida el Protocolo de Comercialización y los
beneficios de la formalización resolvieron el conflicto de los mineros artesanales y CIA
Minera Poderosa? Objetivo general. Determinar si el Protocolo de Comercialización y
los beneficios de la formalización lograron la solución del conflicto entre Minera
Poderosa y los Mineros de los mineros artesanales de Pataz. Objetivo específico 1)
Medir el grado de percepción de los mineros sobre la formalización. 2) Analizar y medir
la percepción de los mineros sobre el Protocolo de Comercialización. De acuerdo a los
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
77
Protocolo de Comercialización y los mineros de Pataz, una experiencia de formalización
objetivos planteados debemos indicar que los conflictos entre los mineros artesanales,
los grandes consorcios y mediana minería ocasionaron huelgas, bloqueos de carretera
y paros en las zonas donde operan. El problema es cómo lograr solucionar los conflictos
y sostener la convivencia entre los diferentes actores sociales. El caso de Minera
Poderosa se convierte en un referente de gestión de conflictos al lograr cerrar la
situación antagónica con los mineros artesanales, promoviendo un proceso de
formalización de la actividad minera. Dicha iniciativa, conjunta con los mineros
artesanales formalizados ha logrado el crecimiento comercial de los proyectos mineros.
Además de un considerable impacto en los efectos que tiene la minería artesanal con el
medio ambiente y la calidad de vida. (Pacheco, 2019).
En los primeros meses de 2013 Minera Poderosa enfrentó una crisis, que rebasó el
ámbito estrictamente económico. Los mineros de la zona de Pataz reclamaron sus
derechos de explotación y venta de minerales, sin que el comprador sea exclusivamente
la propia empresa. Por su parte, Minera Poderosa, basada en su derecho sobre la
concesión minera, rebatió y arguyó que no se podía quebrar un acuerdo con el Estado.
Las desavenencias iniciaron huelgas que paralizaron las operaciones en la Minera
(Diario La República, 2013). Los conflictos en la minería artesanal resultaron ser
problemas con muchos actores sociales, polivalentes y complejos. Por lo indicado, la
minería artesanal debe ser analizada bajo un enfoque multidisciplinario y desde
perspectivas múltiples, la seguridad laboral, el cuidado de la salud del minero, la
formalización y las instituciones del estado. (Instituto de Redes de Desarrollo Social,
2016). Esto con la finalidad de formalizar su actividad conforme los estándares de los
organismos globales. Este sector ha sido una preocupación por parte de los organismos
internacionales y los organismos no gubernamentales con diversos pronunciamientos,
que le han dado a la actividad, algunos rasgos comunes los cuales debemos mencionar.
Uno de los primeros manifiestos por una minería artesanal responsable es la Visión
de Yaoundé (2002). En sus principios, se expresa una preocupación por estas
actividades como alternativa laboral, fuentes de ingreso, en consonancia con la
sostenibilidad ambiental (Chaparro, 2004). Por su parte, cabe mencionar el enfoque de
UNESCO (2002) el cual defiende un conjunto de principios basados en la equidad,
acceso y fomento de una actividad de sustento para las comunidades. La minería
artesanal es una actividad con profundas raíces ancestrales y por su connotación
histórica requiere una preocupación particular. (Pachas, 2011). En la Declaración de
Santiago (2004), se enfatiza tempranamente sobre los pilares en los que se apoya: la
modernización de las instituciones, las relaciones con los encargados de la
administración de las concesiones mineras y la capacitación a los equipos operativos
para garantizar la protección ambiental. Es de apreciar que estos ejes temáticos serán
en gran parte los temas constantes donde gravitan los objetivos, fines y campos de
intervención por partes de los organismos internacionales. (Chaparro, 2004).
El problema del “impacto ambiental”, los “efectos negativos de esta actividad sobre
las comunidades”, la capacidad representativa de las instituciones del estado y la
productividad misma de la actividad, dejando de lado los usos de instrumentos precarios
que afectan la relación entre los actores de la comunidad según lo afirma Davidson
(2003) citado por Chaparro (2004). El Taller Panamericano sobre organización de la
pequeña minería (2004) refiere en sus conclusiones que el foco estratégico de la minería
artesanal se basa en la forma como puede integrar a los pueblos y comunidades.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
78
Autor (S) Trelles Cruz Martin Eduardo. ORCID 0000-0002-9610-3607
Delia Muñoz Muñoz. ORCID 0000-0002-4716-3216
2. MARCO TEORICO
Respetando los estándares socio ambientales, que desde principio de las actividades
sería preocupación de los estados. (Chaparro, 2004). La Organización Mundial de la
Salud (OMS, 2017, p. 21) comparte la visión optimista de la Minería Artesanal y Pequeña
Escala (MAPE), cuando señala que es el “mayor contribuyente para los sectores
económicos formales e informales”. Sin embargo, también se pronuncia contrario a una
minería artesanal contaminante y rudimentaria en su modelo de explotación. Es
menester encontrar el punto de equilibrio entre ambas disyuntivas. Al respecto, la OMS
ha denunciado sobre los efectos nocivos en los niños, recogiendo los informes emitidos
por la Organización Internacional del Trabajo, por el cual aproximadamente un millón de
niños de entre 5 y 7 años se dedican a la minería de pequeña escala y actividades de
explotación de canteras en todo el mundo. Por medio de informes y documentos
técnicos ha evidenciado su posición sobe la minería artesanal. El foco del problema en
esta actividad radica en el impacto en la salud de los mineros artesanales por el uso del
mercurio. (OMS, 2017). De allí que sus alertas se encuentren alineado con el Convenio
de Minamata (2013), refrendado por los organismos internacionales para frenar el uso
del mercurio en las actividades extractivas. (OMS, 2017). Con la misma actitud de
vigilancia de la salud e integridad del minero artesanal, Narrea (2018) resalta la tercera
política de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, ODS 9, sobre el fortalecimiento del
proceso de formalización de pequeños productores mineros y productores medianos
artesanales. Dicha política de los ODS alude a los efectos de la minería artesanal,
coloca la actividad en una posición crítica, donde debe cumplirse todos los
procedimientos ambientales para evitar la contaminación y el incumplimiento con los
derechos laborales.
Al respecto Mosquera (2016) relaciona los principios de la minería artesanal con el
desarrollo profesional de su actividad, los cuales son: el respeto a los derechos
humanos, la promoción del trabajo decente y la gestión ambiental. Por lo indicado, sin
estos principios no hay una minería artesanal sostenible conforme las exigencias de la
gestión responsable. En síntesis, los ejes de discusión sobre la minería artesanal no
solo promueven su actividad y reconocen el impacto decisivo en la economía de las
familias comunales. Además, desarrollan un conjunto de propuestas principistas para
que esta actividad extractiva promueva una gestión profesional y responsable,
respetuosa de los derechos de las personas y del medio ambiente. La agenda de
discusión que consideramos conveniente resaltar son la relación entre los mineros
artesanales y la institución del estado. En nuestro medio, Grade, CooperAcción y la Red
Muqui (2018) coinciden en los impactos que genera la minería artesanal, el apoyo a las
capacidades productivas, la salud y el medio ambiente. En este marco de ideas desde
hace más de cinco décadas y durante buena parte de la historia minera en el país, la
Minería artesanal fue una actividad generadora de riquezas para las comunidades.
Así, los estudios de Kuramoto
(2007), Pachas
(2011) y Echave
(2016) han
desarrollado el marco histórico de esta actividad, la cual ha oscilado entre la
subsistencia y la tecnificación, la informalidad y la formalización. En un período inicial
dicha actividad fue signada por una falta de procesos, malas prácticas extractivas,
contaminantes y con trabajadores solo preocupados por aprovechar el alza de los
precios del oro
(Romero & Pachas, 2005). Su eficiencia no obedece al uso de
tecnologías modernas ni procedimientos administrativos ordenados. Es una labor
basada en la mano de obra de pobladores, comuneros y familias, cuyas herramientas
básicas, como quimbaletes, buscan resolver los problemas económicos. Al ser una
actividad de sustento, participan todo el jefe de familia, incluyendo mujeres y niños. A
partir de la década de los 80, la minería artesanal irrumpe como una actividad sostenible
en diferentes regiones del país, pero con gran incidencia en cuatro áreas. La actividad
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
79
Protocolo de Comercialización y los mineros de Pataz, una experiencia de formalización
informal se ha extendido por Madre de Dios, Puno, Arequipa, Ica, Ayacucho y La
Libertad.
Esto ocurre como producto de varias fuerzas sociales: migraciones del campo a las
ciudades, mayor cotización de los metales preciosos, diversificación de los sistemas de
manutención, aumento de los niveles de vida y de un nuevo perfil de pequeño
empresario. (Pachas, 2019). Conforme los estudios de Kuramoto y Glave (2007, p. 163)
“su proliferación se debe sobre todo a una combinación de supervivencia y oportunidad,
muy ligada a la creciente pobreza y a la falta de oportunidades de empleo”. Aunque en
el balance costo beneficio dicha actividad resulta contaminante si no toma en cuenta los
protocolos de explotación. La región de la Libertad es un enclave de alta producción en
oro. Conforme el Anuario Minero del Ministerio de Energía y Minas, “la Libertad produce
el 28% del oro que se extrae en el País” (Minem, 2018, p. 52).
Tal capacidad productiva aurífera produjo tensiones y conflictos por temas de
comercialización y minería ilegal. De acuerdo al Observatorio de Conflictos Mineros en
el Perú (OCM, 2018) esta producción se refleja en las empresas de la zona de Pataz,
como Barrick, Consorcio Horizonte y Minera Poderosa. En tales concesiones se
presentaron conflictos y movilizaciones de grupos opuestos a la forma de comercializar
la extracción de oro. Solo la minería artesanal ha producido el “41% de los conflictos en
el país”.
(De Echave, 2018, p. 80). Por lo indicado es imperativo citar algunos
antecedentes de relevancia en la Libertad. El conflicto entre Minera Barrick Misquichilca
S.A y ARCALIB (Asociación Regional de Mineros de Carbón de Piedra de la Libertad) y
AMACHIC (Asociación de Mineros Artesanales del Alto Chicama). (Valverde, 2019).
Las causas de los conflictos citados anteriormente fueron los desacuerdos con estas
Asociaciones de Mineros de carbón de piedra, respecto a la posibilidad de suscribir
contratos de explotación que les permita encaminar su proceso de formalización.
(Valverde, 2019). Por consiguiente, no se firmaron los mencionados contratos para el
desarrollo de las actividades formales. En el Caso de Minera Sayapullo y los mineros
artesanales de Sayapullo (Defensoría del Pueblo, 2012) a pesar del proceso de
formalización regulado por el Decreto Legislativo N° 1105 (Diario El Peruano, 2012), la
empresa en referencia no accedía firmar ningún contrato o acuerdo.
A partir del año 2016, se produjo un cambio de enfoque empresarial y se generan
mesas de negociación ante las autoridades de competencia regional minera, y de
manera independiente entre las partes. Prestando finalmente su consentimiento a partir
del 2018 para establecer las condiciones de los contratos de explotación. Autorizar el
desarrollo de las actividades extractivas de las concesiones mineras de la empresa.
Para el año 2019 cesó el conflicto y la persecución penal constante que recibían los
mineros artesanales. En el presente año se vienen suscribiendo de manera progresiva
los mencionados contratos. (Valverde, 2019). Como conocemos los acuerdos firmados
en el 2019, se espera que todos los mineros artesanales que se encuentran en actividad
lleguen a firmar el contrato respectivo, teniendo como condición resaltante el pago de
una contraprestación y la libre comercialización del producto mineral (Valverde, 2019).
Un tercer caso es de Minera Consorcio Horizonte y Mineros Artesanales “La Bonita”
en Retamas, distrito de Parcoy (Jáuregui, Bravo, Díaz, Quilcate & Ríos, 2017). Como en
los casos anteriores, los titulares de la concesión minera presentaron sus denuncias por
delito de hurto o minería ilegal. Consorcio Minero Horizonte tuvo la línea donde había
100 mineros realizando actividad. Se produjo intervención judicial con dos mineros
fallecidos por parte de la policía. Fue uno de los hechos más visibles de la región y de
repercusión en la zona de La Libertad. Por consecuencia, Consorcio Minero Horizonte
ha llegado a firmar contratos con personas jurídicas más no con personas naturales,
habiéndolo hecho con las comunidades de la Soledad, Huariracra y Alpamarca. A
condición que la producción se le venda de manera exclusiva a Consorcio Minero
Horizonte S.A. (Valverde, 2019).
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
80
Autor (S) Trelles Cruz Martin Eduardo. ORCID 0000-0002-9610-3607
Delia Muñoz Muñoz. ORCID 0000-0002-4716-3216
En el caso de Minera Barrick Misquichilca, la comercialización es totalmente libre. En
el caso de los mineros artesanales de Sayapullo dejan un porcentaje al titular y otro lo
comercializan con el mercado. Es el minero el que decide a quien comercializar y vender
su mineral. (Valverde, 2019). Los conflictos en la minería artesanal tienen elementos
comunes. En primer lugar, la colisión de los términos de negociación que acentúan las
brechas de entendimiento, cuando las partes persigue objetivos económicos. En
segundo término, los vacíos institucionales, los cuales dejan en tono de ambigüedad las
reglas para la explotación de los recursos, produciendo enfrentamientos que se
prolongan en el tiempo, sin lograr cerrarse los acuerdos. En tercer lugar, la inclusión de
grupos diversos que representan a las partes, tanto a las mineras como a los mineros
artesanales, cuyas percepciones particulares de los problemas interrumpen estos
acuerdos, llevando los conflictos a interminables reuniones sin acuerdos. (Pachas,
2011).
Reconocidos los elementos comunes descritos anteriormente faltaba uno que
permitiera dirimir el conflicto y lograr consensos económicos. Se trata del Protocolo de
Comercialización, que debía contener los puntos de vista de las partes, tanto de los
Mineros Artesanales como los representantes de Minera Poderosa. Un documento
donde se expresen abiertamente los acuerdos comerciales y pongan fin al conflicto. El
1 de julio de 2013 se oficializó el Protocolo de Comercialización en Pataz para los
mineros que suscribieron el Contrato de Explotación con Poderosa. El Protocolo de
Comercialización recoge todos los pedidos y preocupaciones de los mineros,
consensuando condiciones comerciales, equitativas y justas. (Pacheco, 2019).
El Protocolo es reconocido por las autoridades nacionales como un documento
innovador y útil que puede usarse de referencia para casos similares, pues ayuda a
fortalecer el proceso de Formalización de Mineros Artesanales, por lo que es importante
su implementación adecuada y respaldada por un proceso de información y educación
para los mineros artesanales y el equipo de Poderosa (El Batolito, 2013). El proceso de
formalización de Minera Poderosa constituyó un esfuerzo de lograr la compatibilización
de los intereses del Estado de incorporar a los mineros artesanales en el sistema legal,
el respeto a las políticas medioambientales y los derechos laborales y los intereses de
los mineros artesanales, que esperan los mayores beneficios para sus familias
(Pacheco, 2019).
3.- MÉTODOLOGÍA
El presente trabajo empleó un método de carácter mixto. Investigación tipo básica,
Se utilizaron instrumentos que nos permitieron cuantificar el grado de percepción de los
mineros. Dicha información se complementó con herramientas cualitativas, como
entrevistas a expertos y observación de fuentes documentales. Se observó un fenómeno
tal como se da en el contexto natural (Hernández et al, 2014). Dicho trabajo corresponde
al diseño No Experimental Transeccional, porque se recolectan datos en un solo
momento (Hernández et al, 2014). Tomó como base el estudio de caso sobre un
universo de 260 mineros. La muestra fue de 70 mineros que reunimos en las bocaminas
de Pataz. En este caso, la encuesta se realizó por única vez y con los resultados
propuestos.
En las tablas 1 y 2, se aprecian la matriz de variables y de categorización donde se
describe los objetivos de la investigación, sus variables de estudio, indicadores, la
técnica denominada encuesta. Relacionado a los mineros artesanales.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
81
Protocolo de Comercialización y los mineros de Pataz, una experiencia de formalización
Tabla 1.
Matriz de Operacionalización de variables
Objetivo
Variables
Indicadores
Técnica /
Fuente
Instrumento
Grado de aceptación de la
formalización
Beneficio de la
formalización de
Grado de Percepción de las
Minera Poderosa
ventajas comparativas de la
Encuesta.
formalización
Determinar si el Protocolo de
Comercialización y los
Grado de percepción de los
beneficios de la formalización
acuerdos comerciales
lograron la solución del
conflicto entre Minera
Grado de percepción de la
Poderosa y los Mineros
gestión formalizadora
Mineros
artesanales de Pataz.
artesanales
Situación económica luego de la
firma
del
Protocolo
de
Comercialización
Encuesta.
Protocolo de
Comercialización
Grado de percepción en la
comunicación
Grado de percepción de la
utilidad
del Protocolo de
Comercialización
Percepción de los beneficios
laborales
Fuente: Elaboración propia.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101, Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo:
editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
82
Autor (S) Trelles Cruz Martin Eduardo. ORCID 0000-0002-9610-3607
Delia Muñoz Muñoz. ORCID 0000-0002-4716-3216
Tabla 2.
Matriz de Categorización
Objetivo
Categoría
Sub-Categoría
Pregunta
Fuente
Técnicas
orientadora
Marco normativo
¿Mejoraron tus
Mineros
Entrevista
regular
ingresos y
artesanales
condiciones
empadronados
Observación no
Determinar si el
Informalidad en los
laborales con la
participante en
Protocolo de
Impacto de la
acuerdos
formalización en la
Expertos en
las bocaminas
Comercialización y los
Formalización
minería?
minería
de Pataz.
beneficios de la
Gestión de apoyo a
artesanal
formalización lograron la
la formalización.
Observación de
solución del conflicto
¿Cómo influye el
Gestores
diarios, revistas
entre Minera Poderosa y
proceso de
Minera
y entrevistas
los Mineros de los
formalización en
Poderosa
televisivas
mineros artesanales de
las percepciones
Pataz.
de los mineros?
Representantes
Pago justo
¿Cómo impactó el
de Ama Pataz
Protocolo de
Contrato de
Comercialización
Protocolo de
explotación minera
en la solución del
Comercialización
conflicto con los
Falta de transporte
mineros
artesanales?
Uso de equipos de
seguridad
Fuente: Elaboración propia.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101, Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo:
editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
83
Protocolo de Comercialización y los mineros de Pataz, una experiencia de formalización
4.- RESULTADOS
Conforme los datos sobre los avances de formalización en la concesión de Minera
Poderosa, existe un promedio de 1, 600 mineros artesanales inscritos en el proceso de
formalización. Del total, 500 trabajadores inscritos están laborando en la concesión. Un
promedio de 276 trabajadores tiene contrato con Poderosa. Alrededor de 1,000 mineros
no están desarrollando actividad minera, pero cuenta con su inscripción en registros de
formalización. (Pacheco, 2019). Al no presentar un perfil del minero artesanal de Pataz,
se incluyó en las encuestas preguntas sobre edad, sexo, número de integrantes en la
familia, condiciones de vivienda y movilidad. La información nos permitió elaborar una
Línea base sobre el particular.
Tabla 3.
Perfil socioeconómico del minero formalizado
Indicadores
Nº de mineros
Porcentaje
Nº en Rango de edades de 20 y 45
54
77%
años
Nº de mineros con 1 a 4
60
85
integrantes por familia
Nº de mineros con vivienda propia
53
76%
Nº de mineros con seguro
41
59%
Nº de mineros que utilizan EPP
65
95%
Nº de mineros 6 años años
61
46%
dedicados a la minería artesanal
Nº de mineros con vehículo propio
50
71%
Nº de mineros con promedio de
46
66%
ingresos entre S/. 1000 y 10,000
Fuente: Elaboración propia sobre la base de 70 entrevistas
¿Qué datos socioeconómicos validamos en el estudio? El minero artesanal es una
persona joven cuya actividad hereda de sus padres. 77% se encuentran entre el rango
de 20 a 45 años. Solo 12% en el rango de 46 a 60. Conforme los datos de la encuesta,
los trabajadores aprovechan su juventud para consolidar un patrimonio personal.
Cuentan con una vivienda propia en su gran mayoría, vehículo propio y con ingresos
hasta 10,000 soles. Otorgando dedicación exclusiva hacia una actividad con todos los
efectos colaterales que puede acarrear a su salud. Es un punto importante el mencionar
que la minería artesanal es mayoritariamente una actividad de género masculino. Un
82% de los mineros son hombres, aunque cada vez más se incorporan mujeres. (Véase
tabla 3).
Percepción de la formalización en Pataz
La formalización es un proceso impulsado por la Minera Poderosa conforme las
disposiciones del Estado. La salud del minero es un factor clave de orden legal,
conforme los organismos internacionales antes citados. Dos aspectos nos permiten
evidenciar esta mejora: el uso casi total de Equipos de Protección de Seguridad. En el
estudio 95% de los encuestados utilizan los equipos de protección. La inscripción en
algún servicio de salud. Un 33% emplea seguro privado y un 26% emplea seguro
público, frente a un 23% que no posee seguro. Las poblaciones directas de estas
empresas suman un promedio de 10,000 mineros. Un aspecto que se puede resaltar en
el comportamiento de los mineros artesanales son las capacidades de prevención. Hay
que tener en cuenta que Minera Poderosa exige el cumplimiento de estas obligaciones,
a fin de guardar los estándares profesionales que debe existir en toda actividad
extractiva.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
84
Autor (S) Trelles Cruz Martin Eduardo. ORCID 0000-0002-9610-3607
Delia Muñoz Muñoz. ORCID 0000-0002-4716-3216
La formalización de la minería artesanal en Pataz ha producido tanto aceptación
como rechazo en los actores sociales. Tales decisiones polarizadas nos llevan a
investigar cuatro indicadores. El primero es si los mineros consideran necesario la
formalización para obtener mayores beneficios económicos. Segundo, si
comparativamente consideran que un minero artesanal formalizado tiene mayores
ventajas que un minero informal. Tercero, cómo perciben los contratos de explotación
con Minera Poderosa. Cuarto, cómo perciben la calidad de los acuerdos comerciales
entre las partes. Y, por último, si la firma de estos contratos y apoyo de Poderosa
solucionaron los conflictos. Veamos los resultados. Conforme la encuesta, un 70% de
los encuestados opina que es necesario formalizar la minería para que la obtención de
mayores beneficios.
En el segundo criterio un 54% ha proyectado que recibe mejores ingresos desde que
es minero artesanal formalizado en comparación cuando era minero artesanal informal
(Véase gráfico 1).
Gráfico 1
54%
26%
14%
4%
1%
Recibo mejores
Recibo
Continuo igual Estoy peor No responde
ingresos
menores
ingresos
Percepción de las ventajas comparativas de la formalización. Fuente: Elaboración propia
Por su parte, el 14% percibe que recibe menores ingresos. Minera Poderosa puede
gestionar mejor esta percepción con beneficios más emocionales, como los
reconocimientos con capacitación o bonificaciones especiales. El tercer criterio para
medir el grado de percepción sobre la formalización fue saber si los mineros que
firmaron los contratos de explotación lo consideran un instrumento favorable para sus
objetivos comerciales. El 63% de encuestados validan este punto. Un porcentaje alto de
aceptación sobre un aspecto que ha producido desencuentros en la zona de Pataz y
que Poderosa ha logrado gestionar adecuadamente.
Finalmente, como cuarto indicador, buscamos medir cómo perciben los mineros la
gestión formalizadora de Poderosa. El 74 % de los mineros encuestados percibe una
gestión entre favorable y muy favorable de la entidad minera (Véase gráfico 2).
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
85
Protocolo de Comercialización y los mineros de Pataz, una experiencia de formalización
Gráfico 2.
60%
17%
14%
3%
4%
1%
Muy favorable
Ni favorable ni
Muy desfavorable
desfavorable
Percepción sobre la gestión formalizadora de Minera Poderosa. Fuente: Elaboración propia sobre la base de 70
entrevistas
Esto se debe a que Minera Poderosa gestiona los permisos, documentos y trámite
que realizan para formalizar a los mineros. Efectivamente, el área de acopio y
propiedades mineras hacen las gestiones para que los mineros obtengan: certificado
ambiental, resolución de inicio de actividades mineras, carnet de manipulación de
explosivos, certificados y aprobación de un curso de manejo de explosivos (Pacheco,
2019).
Percepción del Protocolo de Comercialización
Para medir el impacto del Protocolo de Comercialización como instrumento para
dirimir los conflictos, evaluamos cuatro indicadores: Primero, si los mineros perciben
que su situación económica cambió con la firma del Protocolo de Comercialización. En
el primer punto, el 57% de los mineros encuestados percibe como “Bueno” la situación
económica luego de la firma del Protocolo de Comercialización con Minera Poderosa.
Esto corrobora el impacto positivo que tiene el protocolo como herramienta para lograr
el entendimiento entre las partes. Sin embargo, se observa un 23% que considera que
su situación es regular y un 13% de encuestados que percibe su situación como “mala”.
(Véase tabla 4).
Tabla 4
Indicadores
Cantidad de
Porcentaje
entrevistados
Mala percepción de la situación
9
13%
económica
Regular percepción de la situación
16
23%
económica
Buena percepción de la situación
40
57%
económica
Muy buena percepción de la
2
3%
situación económica
Alto grado de calidad de la
52
74%
comunicación
Grado de percepción económica y calidad post firma del Protocolo de Comercialización. Fuente: Elaboración propia sobre
la base de 70 entrevistas
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
86
Autor (S) Trelles Cruz Martin Eduardo. ORCID 0000-0002-9610-3607
Delia Muñoz Muñoz. ORCID 0000-0002-4716-3216
Todo ello puede derivarse en una oportunidad para mejorar los términos del protocolo
y considerar su actualización. Un segundo indicador es si “el protocolo mejoró la
comunicación entre las partes. Por tal motivo, un 74% de los encuestados evalúa
positivamente la calidad de comunicación con minera Poderosa. Hay una oportunidad
para mejorar este punto. En nuestro trabajo de observación en la bocamina, validamos
que solo los días jueves se reúnen los mineros artesanales con los ingenieros a cargo
de los centros de acopio. El Ing. Mariano Pacheco, Jefe de Propiedades Mineras, llama
a este tipo de interacción “comunicación operacional”, sin profundizar mayormente en
las expectativas ni en el contexto que realizan su actividad. (Véase gráfico 3).
Gráfico 3
solicionar el conflicto
No fue de utilidad
solicionar el conflicto
Ayudó parcialmente a
solicionar el conflicto
Percibo que son
mejores los beneficios
Percibo que todo sigue
igual
Percepción del apoyo en la solución de conflictos y los beneficios del Protocolo de Comercialización. Fuente: Elaboración
propia sobre la base de la entrevista a 70 mineros.
Un tercer indicador que analizamos fue sobre la “utilidad de protocolo para solucionar
el conflicto”. Recordemos que Pataz es una zona donde convergen grandes empresas
mineras. El conflicto gestionado equívocamente, sin las bases de negociación puede
desencadenó una ola de actos violentos contra la propiedad. Por consiguiente,
buscamos medir el grado de percepción sobre la utilidad del Protocolo de
Comercialización para solucionar conflictos. Además, si ofrecía mayores beneficios para
los trabajadores. Los mineros perciben que sus beneficios son mejores, lo cual evidencia
por el crecimiento de la economía familiar y los beneficios en la economía. (Pacheco,
2019).
En efecto, el estudio resulta el valor que ofrece dicho Protocolo de Comercialización.
Lo cual se evidencia cuando revisamos la línea base de nuestra investigación. El
trabajador cuenta con mayores recursos: casa propia, movilidad, operarios a su cargo.
Cuida mucho más su salud para contar con más tiempo de productividad, así como una
mejor calidad de vida. Sin embargo, el minero que ha decidido formalizarse, al contar
con su concesión, no está proporcionando los beneficios a los mineros que tiene a su
cargo. Evade los controles de Minera Poderosa. Una oportunidad será gestionar un
equipo para que las supervisiones de trabajo lleguen a estos lugares y puedan fiscalizar.
Así percibirán los beneficios que despliega la formalización. El beneficio laboral tiene
que ver con buen trato, gestión y crecimiento económico. Minera Poderosa faculta a los
mineros artesanales. Les otorga un espacio de las bocaminas para sus labores
extractivas. Por tal motivo cuenta con una oportunidad para revertir esta cifra, si es que
logra capacitar a los mineros que tienen personal a su cargo.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
87
Protocolo de Comercialización y los mineros de Pataz, una experiencia de formalización
5.- DISCUSIÓN
Conforme los pronunciamientos de la Visión de Yaoundé (2002), la Declaración de
Santiago
(2004) y Unesco (Chaparro, 2004), la minería artesanal tiene grandes
beneficios económicos cuando actúa respetuosa de procedimientos ambientales.
Contario a ello, es perjudicial cuando utiliza procedimientos que ponen en peligro la
salud de los trabajadores. Conforme la información proporcionada por Comisión de
Estudio de Accidentes Mineros del Ministerio de Energía y Minas (CEAM 2019), los
accidentes mortales por operaciones en mina son el 49% y en los últimos 5 años, los
causados por las mineras son promedio el 10%. Por tal motivo, en el presente trabajo,
la formalización el problema de la salud fue resuelto por la formalización, siendo una
respuesta contundente en la tabla 3.
En estas respuestas podemos identificar que el minero artesanal tiene un claro
concepto de la seguridad física, relacionada a la salud del entorno laboral, por dos
razones principales: la responsabilidad que tiene como conductor de la familia, que en
promedio son 4 personas por familia. La transferencia del conocimiento del oficio a los
hijos para la continuidad de la actividad de explotación minera. Los resultados del
estudio resumen la inscripción del minero en registros de seguro social y particular.
Además, realizan sus evaluaciones periódicas en su salud para tener las condiciones
físicas laborables por la responsabilidad de ser jefes de familia. En cuestión de salud, el
trabajador de Pataz formalizado cuenta con seguro en su mayoría. Realiza chequeos
preventivos entre una y dos veces al año y utiliza los equipos de seguridad (Pacheco,
2019). Por su parte con el objetivo de identificar la percepción y el porcentaje de
aceptación de los mineros artesanales, respecto al proceso de formalización propuesto
por Minera Poderosa, se demuestra que el trabajador puede obtener mayores beneficios
económicos. Al comparar la situación de un minero formal e informal, consideran que
un trabajador formalizado tiene mayores ventajas. Sobre el objetivo de conocer el perfil
social y económico de los mineros artesanales de Pataz y analizar su crecimiento luego
de la firma de los acuerdos con Minera Poderosa, encontramos varios hallazgos que
demuestran el desarrollo de los mineros artesanales luego de integrarse al proceso de
formalización. La calidad de los ingresos está reflejada en el indicador de vivienda
propia, el cual es muy importante en la percepción de la seguridad económica de las
familias.
La población en este sector minero está activa hasta los 45 años, lo cual nos lleva a
determinar, por la información en la encuesta, que son padres y formadores jóvenes.
Tomando en cuenta que el mínimo de edad que ingresan a trabajar son 20 años de
edad y si el más bajo porcentaje 12 % se registra en la edad de los 46 a 60 años, por
esta razón la percepción sobre su seguridad física es muy alta por el cual llega al 93%.
Siendo en minería artesanal, indicador bastante aceptable para un sector que siempre
ha rechazado las practicas formales por el costo y la capacitación que significa en los
costos fijos de inversión. El programa que Minera Poderosa ha propuesto en los
convenios de comercialización y formalización de la minería artesanal, resulta muy
favorable para el desarrollo de su actividad extractiva.
CONCLUSIONES
La minería artesanal es una actividad clave para los mineros y pobladores de Pataz.
Esto debido a que las actividades económicas en Pataz están muy limitadas. No cuenta
con una vía de acceso que facilite el turismo. Siendo este el motivo por el cual las
actividades laborales están restringidas a la minería. La medición de los indicadores
sobre la variable Formalización nos permitió validar la importancia de su alto grado de
aceptación. Observamos en los resultados del estudio que existe una percepción
favorable sobre los acuerdos. Se evidencia una percepción favorable de la gestión
formalizadora que emprende Minera Poderosa.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
88
Autor (S) Trelles Cruz Martin Eduardo. ORCID 0000-0002-9610-3607
Delia Muñoz Muñoz. ORCID 0000-0002-4716-3216
Los trabajadores y pobladores de Pataz vinculan la formalización con un mayor
interés por su salud y seguridad. Consideran que la actividad legal les otorga mayores
utilidades y beneficios laborales para los que ingresan a las bocaminas, en cuanto logros
de metas comerciales. Durante la observación y entrevista a los mineros, determinamos
que el Protocolo de Comercialización es percibido como un instrumento confiable de
acuerdos comerciales, que logró solucionar los conflictos producto de la falta de
transparencia, y que llevaron los desacuerdos en la comercialización del oro extraído de
las bocaminas.
Al final del estudio, se validó que el Protocolo de Comercialización al lograr vincular
a los actores sociales con la formalidad, permite que los mineros perciban que
comparativamente su situación económica es mejor. Que diluciden el poder contar
ventajas comparativas y beneficios laborales. Sin embargo, el Protocolo de
Comercialización debe ser actualizado y adaptarse a los cambios. Sobre todo, en lo que
respecta a los precios del oro y gestionar las expectativas de los trabajadores que se
conectan a la formalización. Por lo tanto, el minero artesanal es optimista frente al
Proceso de Formalización. Sin embargo, es posible que esté pasando por un período
de ralentización. Para dar impulso y sostenga el dinamismo, Minera Poderosa deberá
desarrollar un conjunto de acciones para potenciar el vínculo y ampliar la red de mineros
artesanales formalizados.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Agenda
Muqui
(2018)
Muqui,
octubre
2018,
Recuperado
de
http://www.muqui.org/images/2019/Publicaciones/Agenda-Muqui-2018-
2021.pdf
Cortez, E, Ku, E, Hidalto, I, Figueroa, A (2017). Las Empresas de la Gran Minería, su
Contribución al Desarrollo Sostenible en Cajamarca y La Libertad-Perú. Revista
Gobierno y Gestión Pública, Vol.
4, Nº2.
10-25. Recuperado de
https://doi.org/10.24265/iggp.2017.v4n2.02
Cuadro, J (2013). Propuestas de política pública para un nuevo rol de la minería en el
Perú. Pequeña minería, minería artesanal e ilegal. Lima: CooperAccion.
Chaparro, Eduardo (2004): La pequeña minería y los nuevos desafíos de la gestión
pública.
Santiago
de
Chile:
CEPAL.
Recuperado
de
https://www.cepal.org/sites/default/files/publication/files/6436/S043108_es.pdf
Cortez, E, Ku, E, Hidalto, I, Figueroa, A (2017). Las Empresas de la Gran Minería, su
Contribución al Desarrollo Sostenible en Cajamarca y La Libertad-Perú. Revista
Gobierno y Gestión Pública, Vol.
4, Nº2.
10-25. Recuperado de
https://doi.org/10.24265/iggp.2017.v4n2.02
Cuadro, J (2013). Propuestas de política pública para un nuevo rol de la minería en el
Perú. Pequeña minería, minería artesanal e ilegal. Lima: CooperAccion.
Davidson, J (2002). Comunidades y pequeña minería, UNESCO, UDRC, Ekamolle,
Lima, Perú (2002), citado por Chaparro, E (2004): La pequeña minería y los
nuevos desafíos de la gestión pública, Santiago de Chile: CEPAL.
De Echave, J (2016). La minería ilegal en Perú. Entre la informalidad y el delito, Revista
Nueva
Sociedad
No
263,
mayo-junio.
Recuperado
de
https://nuso.org/articulo/la-mineria-ilegal-en-peru-entre-la-informalidad-y-el-
delito/
De Echave, J (2018) Diez años de minería en el Perú. 2008-2017. Lima: CooperAccion.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
89
Protocolo de Comercialización y los mineros de Pataz, una experiencia de formalización
Defensoría del Pueblo (2012). Adjuntía para la Prevención de Conflictos Sociales y la
Gobernabilidad, Reporte de Conflictos Sociales, N°103, Recuperado de
https://www.defensoria.gob.pe/wp-content/uploads/2018/07/Reporte-Mensual-
de-Conflictos-Sociales-N-103-Sept-2012.pdf
Diario La República (2 de marzo, 2013). Mineros de Pataz piden dialogar con mina
Poderosa. Recuperado de https://larepublica.pe/politica/695386-mineros-de-
pataz-piden-dialogar-con-mina-poderosa
Diario El Peruano
(10 de abril,
2012). Normas Legales. Recuperado de
https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/decreto-legislativo-que-
establece-disposiciones-para-el-proc-decreto-legislativo-n-1105-778570-2/
El Batolito (julio - diciembre 2013.) Modelo de formalización de la minería artesanal. No
38,
Recuperado
de
https://www.poderosa.com.pe/Content/publicaciones/Batolito_38.pdf
Hernández, R; Collado, C. Fernández, C. Baptista, M (2010) Metodología de la
Investigación Científica. Quinta educación. España: McGraw-Hill.
Instituto de Redes de Desarrollo Social (2016). Agenda para el fortalecimiento del
proceso de formalización de la minería artesanal y de pequeña escala en el
Perú. Una propuesta multiactor desde la Comisión de Minería Artesanal del
GDMDS (pequeños mineros artesanales, la empresa y el Estado), Instituto
Redes de Desarrollo Social.
Jáuregui, K, Bravo, C, Diaz, Quilcate, O, & Rios, M
(2017) Empresa minera,
comunidades y empresas comunales: el caso de Consorcio Minero Horizonte,
Universidad
ESAN,
Lima,
Recuperado
de
https://repositorio.esan.edu.pe/bitstream/handle/20.500.12640/1218/SGD_64.
pdf
Kuramoto J, Glave, M (2007). La minería peruana: lo que sabemos y lo que aún nos
falta
saber.
Lima:
GRADE,
2007,
Recuperado
en:
http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/Peru/grade/20100513021350/InvPolitDesa
rr-4.pdf,
MINEM
(2018).
Anuario
Minero
2017.
Recuperado
de
https://www.minem.gob.pe/minem/archivos/file/Mineria/PUBLICACIONES/AN
UARIOS/2018/AM2018(VF).pdf
MINEM CEAM (2019). Estadísticas de accidentes mortales en el sector minero.
Recuperado
de
http://www.minem.gob.pe/_estadistica.php?idSector=1&idEstadistica=12464
Mosquera, C (2016). El Desafío de la formalización en la minería artesanal y de pequeña
escala. Análisis de las experiencias en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.
Lima: CooperAcción, IDRC.
Narrea, O (2018). La minería como motor de desarrollo económico para el cumplimiento
de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 8, 9, 12 y 17, CIES Consorcio de
Investigación.
Recuperado
de
http://www.cies.org.pe/sites/default/files/investigaciones/agenda_2030_la_min
eria_como_motor_de_desarrollo_economico_para_el_cumplimiento_de_los_o
ds_89_12_y_17.pdf
OCM (2018). 23° Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú. Reporte Segundo
Semestre 2018. Segunda Edición. Lima: CooperAcción Acción Solidaria para
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
90
Autor (S) Trelles Cruz Martin Eduardo. ORCID 0000-0002-9610-3607
Delia Muñoz Muñoz. ORCID 0000-0002-4716-3216
el
Desarrollo.
Recuperado de http://conflictosmineros.org.pe/wp-
content/uploads/2018/12/Revista-Informe-de-Conflictos-Mineros-VIII-5-1.pdf
OCMAL: Conflictos Mineros en América Latina, Extracción, Saqueo y Agresión: la
minería avanza junto al virus, (2020) Recuperado de https://www.ocmal.org/wp-
content/uploads/2020/10/Conflictividad-minera-y-Covid-2020-1.pdf
OMS (Organización Mundial de la Salud): La minería aurífera artesanal o de pequeña
escala y la salud. Documento técnico N°1 Riesgos para la salud relacionados
con el trabajo y el medioambiente asociados a la extracción de oro artesanal o
pequeña escala, Organización Mundial de la Salud, 2017. Recuperado de
https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/259452/9789243510279-
spa.pdf;jsessionid=F57838E630930A3B27616AD569F84754?sequence=1
Pachas, V.H. (2011). Historia de una incertidumbre. Habita, conflicto y poder en la
minería artesanal de oro del Perú, Primera edición, Lima: Earth First SAC.
PLANETGOLD PERÚ: La MAPE en tiempos del COVID-19 ¿Cómo reactivar la minería
artesanal y de pequeña escala en el Perú?
(2020) Recuperado de
https://www.planetgold.org/sites/default/files/2020-
04/La%20MAPE%20en%20tiempos%20del%20COVID-
19_planetGOLD_ES_0_0.pdf
Romero, M, Pachas, V.H, Zambrano & G, Guarniz, Y (2005): Formalización de la minería
en pequeña escala en América latina y el Caribe. Un análisis de experiencias
en el Perú. CooperAcción Acción Solidaria para el Desarrollo. Recuperado de
https://idl-bnc-idrc.dspacedirect.org/bitstream/handle/10625/25877/121463.pdf
Torres, V (2015). Minería Ilegal e Informal en el Perú: Impacto Socioeconómico,
Cuadernos de Cooperación N°2, Lima.
Entrevistados
Pachas, V.H Entrevista, 10 febrero de 2019.
Pacheco, M. Entrevista, 3 de diciembre de 2019.
Valverde, A. Entrevista, 6 de diciembre de 2019.
Instituto de Gobierno y Gestión Pública del Fondo editorial de la Universidad de San Martín de Porres. Calle. Martín Dulanto 101,
Miraflores. CP. 15074 Ciudad de Lima, Perú. Teléfonos: (01) 241-4275. Correo: editor_iggp@usmp.pe ISSN: 2414-4991
91